.

Quién está en línea

Tenemos 77 lectores conectados
Otros ONG's Petición al presidente electo, Barack Obama, para que dé prioridad a los derechos humanos

Petición al presidente electo, Barack Obama, para que dé prioridad a los derechos humanos

Escrito por Amnistía Internacional 12 Noviembre 2008
( 3 Votos )
Imprimir
Petición al presidente electo, Barack Obama, para que dé prioridad a los derechos humanos 4.7 out of 5 based on 3 votes.
Amnistía Internacional ha instado al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, a que muestre un verdadero liderazgo dando prioridad a los derechos humanos en su gobierno. La organización pide al nuevo gobierno que tome medidas concretas en sus primeros 100 días para demostrar que Estados Unidos se compromete seriamente a cumplir sus obligaciones internacionales.
Amnistia internacional

En los 100 primeros días de presidencia, Amnistía Internacional exhorta al nuevo gobierno concretamente a:

  • anunciar un plan y una fecha para el cierre del centro de detención de Guantánamo;
  • emitir una orden ejecutiva, aplicable a todos los agentes estadounidenses, que prohíba la tortura y otros malos tratos, de conformidad con el derecho internacional;
  • garantizar la creación de una comisión independiente encargada de investigar los abusos cometidos por Estados Unidos en el marco de su guerra contra el terror.

Estas peticiones forman parte de una "lista de control" que contiene las acciones que Amnistía Internacional insta al nuevo presidente de Estados Unidos a emprender en sus 100 primeros días de mandato.
"Barack Obama debe romper nítidamente con las políticas y prácticas de detención adoptadas por el anterior gobierno. Millones de personas, entre ellas políticos y líderes religiosos de Estados Unidos y del resto del mundo, reclaman un cambio de rumbo. Ha llegado la hora de hacer realidad este cambio", ha afirmado Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional.
"Barack Obama deberá deshacer los daños que han causado las acciones ilegítimas que el gobierno estadounidense ha cometido en nombre de la seguridad nacional tanto en el país como en el extranjero", ha declarado Larry Cox, director ejecutivo de Amnistía Internacional Estados Unidos. "Las políticas gubernamentales estadounidenses de los ocho últimos años han vulnerado los derechos básicos de miles de personas, han dañado la credibilidad de Estados Unidos en materia de derechos humanos y han tensado las relaciones diplomáticas. Ahora que el mundo entero está mirando a Estados Unidos con motivo de la elección del presidente y del Congreso, ha llegado el momento de que el país se comprometa a cumplir con sus obligaciones internacionales y a que el Estado de derecho sea el fundamento de sus políticas."
Amnistía Internacional también insta a Barack Obama a impulsar políticas que fomenten el respeto de los derechos humanos internacionalmente reconocidos. El gobierno estadounidense debe asimismo liderar con principios las iniciativas destinadas a acabar con las atrocidades masivas cometidas contra la población en lugares como Darfur, a poner fin a la violencia continuada contra las mujeres y las niñas, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, y a apoyar a los defensores y defensoras de derechos humanos así como el sistema de justicia internacional, con la Corte Penal Internacional como eje.
"Los derechos humanos deben integrar toda política, acción o cuestión adoptada por Barack Obama y su gobierno", ha dicho Larry Cox. "Aunque la actual coyuntura económica dominará gran parte del debate público y de la agenda internacional, también será prioritario contar con un programa sólido y vigilante de derechos humanos. Nunca estará de más insistir en la importancia de cambiar radicalmente el legado de abusos contra los derechos humanos que ha dejado Estados Unidos."
"El nuevo gobierno debe centrarse en enderezar algunas de las injusticias cometidas por el gobierno de George W. Bush y en restaurar el papel de Estados Unidos como defensor de los derechos humanos, tanto dentro como fuera de sus fronteras", ha declarado Irene Khan.
En los 100 primeros días del nuevo gobierno, Amnistía Internacional movilizará a su membresía y a sus simpatizantes, en Estados Unidos y en el resto del mundo, para instar al presidente de Estados Unidos y al Congreso a que tomen medidas de inmediato para demostrar su compromiso con los derechos humanos y para abordar con urgencia asuntos acuciantes, tanto dentro como fuera del país.