.

Quién está en línea

Tenemos 68 lectores conectados
Opinión Opinión ¿Dónde está el límite? Una medicina agresiva contra el cáncer.

¿Dónde está el límite? Una medicina agresiva contra el cáncer.

Escrito por Francisco Martín Acris 25 Septiembre 2008
( 9 Votos )
Imprimir
¿Dónde está el límite? Una medicina agresiva contra el cáncer. 3.9 out of 5 based on 9 votes.

"La mayoría de las veces recuperar la salud requiere un gran sacrificio, mucho tiempo y una gran dosis de disciplina”.
“..el oncólogo y el médico tienen en estos momentos un lastre muy importante: Un desconocimiento de lo que es el cáncer, de lo que es la biología molecular del cáncer...” Dr. Rafael Rosell Costa, Oncólogo. De su entrevista en “Redes” con Eduardo Punset en junio de 2008. (Agradezco la sinceridad y el valor que tienen las declaraciones del Dr. Rosell).
En mi opinión destruir la célula “enferma” a la vez que la sana de alta tasa de división -esenciales- es ir contra la vida. El mundo “civilizado” nos conduce a las grandes enfermedades que la medicina oncológica con los medios de que dispone se está viendo desbordada; quitar la agresividad y modernizar sus tratamientos, dirigido específicamente a las causas, con capacidad suficiente para impedir los efectos letales (Epidemia silenciosa) y frenar la incidencia del cáncer, puede conducirnos a la erradicación de la enfermedad.
Creer como un axioma lo que dice la “medicina oncológica actual” puede no ser lo más acertado. “Irreversible en términos médicos es sinónimo de desconocimiento”. Esta medicina a tenor de la aplicación práctica está racionalmente limitada. Los niveles de conocimientos actuales no han sido todavía trasladados a la práctica clínica. Lo que deja al paciente en una situación de indefensión o insuficiencia asistencial.
El aumento de enfermedades clasificadas como crónicas por la medicina -en la que está ya incluyendo la neoplasia maligna- es signo inequívoco y evidente del límite de su capacidad. El problema de cualquier persona que padezca una enfermedad grave, puede tener solución, aunque la medicina le diga que es irreversible. IRREVERSIBLE en términos médicos es SINONIMO de desconocimiento. La realidad es, que cuando la medicina califica una enfermedad de IRREVERSIBLE, lo que realmente significa, es que carece de conocimientos o información suficiente para curarla.
Nosotros no debemos ver o creer que aquello que nos dicen los facultativos es una verdad absoluta, -aunque debemos reconocer su buena fe- pero lo real es, que es el límite de sus conocimientos actuales, derivados de la técnica que ellos conocen, y que están lejos todavía de los últimos avances de la ciencia.
Ahora debo hablar de CIENCIA. La CIENCIA abarca muchos aspectos de la SALUD HUMANA. La recuperación de la SALUD depende de diversos factores que la “medicina” como una pequeña parte de la CIENCIA generalmente ignora. Mi consejo es, empezar por no dar totalmente por seguro, lo que dice la medicina y por supuesto huir de los oportunistas que estafan a las personas con la promesa de pseudos curaciones a cambio de dinero.
La mayoría de las veces recuperar la salud requiere un gran sacrificio, mucho tiempo y una gran dosis de disciplina. La salud es un preciado tesoro cuyo valor es incalculable, el que la quiere, debe saber pagarla con razonamientos, esfuerzo y disciplina, debe estar dispuesto a renunciar a muchos placeres y hábitos nocivos, aún así, no pagaremos una vez recuperada, lo que realmente vale.

Francisco Martín Acris. Crecimiento Celular y Cáncer.

 

Algunas referencias:Kevin Trudeau, en su libro “Alternativas naturales al gran negocio de la Salud”, escribe: “...Quienes merecen el mayor reconocimiento son los cientos de miles de dedicados profesionales de la salud de todo el mundo que rechazan el uso de fármacos y cirugías y, sin embargo, ven habitualmente cómo sus pacientes se curan y siguen con sus vidas saludables. Estos profesionales de la medicina natural ven a la gente curarse de cáncer, diabetes, cardiopatías, dolores 'crónicos', jaquecas, artritis, alergias, depresión y muchas más enfermedades. La cuestión, entonces, no es más si las enfermedades pueden ser prevenidas o curadas de manera más rápida y efectiva sin el uso de fármacos y cirugía. La verdadera cuestión es: ¿Por qué hay profesionales de la salud que no utilizan fármacos ni cirugía, que están siendo perseguidos como si fueran criminales por haber curado a la gente de cáncer, sida y cientos de otras enfermedades crónicas? Las terapias naturales funcionan, y pueden ser más efectivas que los fármacos y la cirugía. Las personas que aplican terapias naturales para curar y prevenir enfermedades, sin efectos adversos y con mayor éxito que los tratamientos farmacológicos o quirúrgicos, son perseguidas por infringir la ley. La pregunta es: ¿Por qué los tratamientos económicos, totalmente naturales, inocuos y efectivos están prohibidos?...”

La Doctora en Medicina Elena Ramírez García, en su libro titulado “Usted puede prevenir el cáncer”, manifiesta “... Los sistemas de salud de todo el mundo occidental son culpables de que el cáncer sea cada vez una triste realidad más frecuente. Se siguen ignorando los hábitos dietéticos de los pacientes y a pesar de las aplastantes evidencias. Si un médico le dice que el cáncer no se puede prevenir con la alimentación, no pierda tiempo, cambie de médico, búsquese otro mejor informado, que se preocupe más por su salud y esté más al corriente de los últimos descubrimientos de la ciencia...”

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar