.

Quién está en línea

Tenemos 91 lectores conectados
Nacional Actualidad Crisis, por fin

Crisis, por fin

Escrito por Carolina Fernández 05 Agosto 2008
( 16 Votos )
Imprimir
Crisis, por fin 4.1 out of 5 based on 16 votes.

Ahora sí, ya se dice alto y claro: estamos-en-crisis. Se han acabado los ahorros del Estado. Fin del superávit y principio del déficit, que ya se anuncia sin timidez. Crisis complicada porque tiene causas en lo internacional -el dichoso asunto de las subprime norteamericanas y sus consecuencias- y en lo nacional -el desplome de la construcción, gallina de oro de las últimas dos décadas-. Toca, pues, apretarse el cinturón, señores. Cuando no había crisis, sino bonanza, se construía con furor, con prisa, con agresividad. Se levantaban casas por miles en cualquier lugar susceptible de albergar dos ladrillos, uno sobre otro. Se construía en la costa, en secarrales, en parajes protegidos; igual daba que hubiera o no servicios, o acceso al agua, o que el suelo tuviese serias posibilidades de ser invadido por el mar en pocos años. El caso era recalificar, comprar, vender, especular y mucho, mucho chanchullear. Y casas, casas, casas. Y grúas, grúas, grúas. Urbanizaciones como setas. Complejos hoteleros, residenciales, vacacionales. Así era y así España crecía. Pero las cuentas nunca acabaron de casar. Que era un despropósito, eso lo sabíamos todos, o al menos cualquiera con dos ojos en la cara y dos dedos de frente. Porque mientras el número de viviendas no dejaba de aumentar, crecía el número de españoles incapaces de acceder a una. Y los que sí podían estrenar piso lo hacían con una hipoteca de asustar. ¿Cuál era el futuro de todo eso? Pues el reventón, estaba más que claro. Tan claro que el fenómeno tenía nombre y hasta apellido: burbuja inmobiliaria. No hacía falta ser un adivino, ni un doctor en economía. Pinchazo asegurado. Quizá lo que está sucediendo es que tras una época de fuegos artificiales las aguas vuelven a su cauce y retomamos el control y la prudencia, lo que nunca viene mal. Además de todo eso, todos vimos cómo se permitió durante años que floreciesen las mafias de la construcción al abrigo de los ayuntamientos, matrimonios de conveniencia entre promotores y concejales que obtenían ganancias obscenas sin que se pusiesen en marcha mecanismos de control que vigilasen la transparencia de muchas operaciones. De modo que no cabe llevarse las manos a la cabeza simulando sorpresa. Con todo, se impone una vuelta a la política de la austeridad y la mesura. Y en las familias el control del gasto y el intento de ahorro, lo que no está nada mal, teniendo en cuenta que una buena parte de la población lleva unos añitos gastando por encima de las propias posibilidades, endeudándose para mantener un nivel de vida absolutamente ficticio basado en el consumo sin sentido. Mientras, el gobierno se plantea mantener el gasto social y utilizar el déficit público como arma para superar la crisis, la oposición propone ahorrar en lo social para controlar o reducir el déficit. Habrá que llegar a acuerdos. En cualquier caso, teniendo en cuenta que lo de antes era un espejismo, no cabe hablar de crisis con un tono apocalíptico. Lo de antes tampoco podía ser mejor que lo de ahora. Quizá lo que está sucediendo es que tras una época de fuegos artificiales las aguas vuelven a su cauce y retomamos el control y la prudencia, lo que nunca viene mal.p> Por cierto ¿han echado un vistazo a las cuentas de la banca? Creo que ahí no ha habido pérdidas, sino todo lo contrario. Siguen sumando beneficios. Esos sí que saben torear las crisis…

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar