.

Quién está en línea

Tenemos 64 lectores conectados
Nacional Tema De la política a la empresa privada

De la política a la empresa privada

Escrito por Fusión 04 Junio 2008
( 5 Votos )
Imprimir
De la política a la empresa privada 3.6 out of 5 based on 5 votes.

Cuando Eduardo Zaplana dejó la política por un alto cargo en Telefónica y David Taguas se fue a SEOPAN, muchos se preguntaron quién protege la información privilegiada que maneja un político. Existe legislación al respecto, como nos amplía José Luis Pitarch, profesor de Derecho Constitucional y Ciencias Políticas en la Universidad de Valencia.

-¿Qué pasa con información privilegiada que conocen de primera mano los políticos que luego se van a empresas privadas?

Tema mes nacional-En los sistemas políticos predominantes en el mundo se da una curiosa colusión entre la dirigencia política y las empresas, especialmente las más potentes y ricas. En la práctica, muchas grandes decisiones que determinan nuestras vidas no son tomadas por nuestros gobernantes y Parlamentos, democráticamente, sino por reducidos grupos de personas con inmenso poder que acuerdan, de forma antidemocrática, lo que hay que hacer. Y luego los Gobiernos lo cumplen, actuando de comisarios políticos de esos grandes poderes económicos, multinacionales, etc. La información privilegiada ya la han estado pasando bajo cuerda, a las empresas privadas, esos políticos mientras ocupaban cargos públicos. Cuando se van a aquéllas, lo harán igual o más, con la ventaja de tener “canales” excelentes con los políticos que les han sustituido. Todo esto, claro, ocurre más en España que en Dinamarca u Holanda, y menos que en Marruecos o Colombia.

-¿Qué límites les impone la Ley de Incompatibilidades?
-Ya el Art. 103 de la Constitución habla de “incompatibilidades” y “garantías de imparcialidad”; y la “Ley de Incompatibilidades” de 1.984 exigía en su Preámbulo “la moralización de la vida pública”, para en el Art. 1 volver a requerir la “imparcialidad”, y en el 12 vetar el ejercicio de actividades privadas. Desde abril de 2.006, la nueva Ley de Conflictos de Intereses, en su Art. 8, reitera lo de los últimos dos años, con una prohibición aún más enérgica (“no podrán desempeñar sus servicios” en empresas relacionadas directamente con competencias del ex cargo público). Sin embargo, el Gobierno ha obviado la Disposición Final 1ª de esta Ley 5/2.006, que le ordenaba producir, en el plazo de cuatro meses desde su entrada en vigor, el Reglamento de su desarrollo. A mitad de 2008 todavía sigue tomando posiciones, como Aníbal en “La amada de Júpiter”.

La información privilegiada ya la han estado pasando bajo cuerda, a las empresas privadas, esos políticos mientras ocupaban cargos públicos.

-¿Qué buscan las multinacionales en los ex políticos?
-Contactos, relaciones, influencias, capacidad de mediatizar. A veces, imagen (no ante el pueblo supuestamente soberano, pues entonces don “Ánsar de las Azores” o “Zaplana-gran-conseguidor” no hubieran sido fichados por grandes epulones y magnates). También, que estos transeúntes de la política a la pela pura y dura conocen secretos, los cuales pueden usarse al servicio de la empresa contratante. También pagar favores al contratado, por lo que éste hizo a la empresa desde sus anteriores puestos públicos; de paso que cerrarle la boca. En fin, “el que regala bien vende/ si el que recibe lo entiende”. En países con menos historial, pretérito y presente, de corrupción que el nuestro, por ejemplo Suecia o Canadá, influye mucho más en estos fichajes la capacidad y prestigio intelectual, el talento y otras altas cualidades. Aquí, ya saben.

-¿Nuestros políticos están transmitiendo que son marionetas en manos de las empresas?
-Lo son en todas partes, como hemos apuntado. La cuestión, como tantas de la vida, estriba en los porcentajes: todos somos egoístas, pero unos al 14% y otros al 94%; todos somos iracundos o coléricos, mas no es lo mismo cogerse un cabreo al mes que seis al día. En otros países llevan mucho más rodaje democrático, hay más controles y el pueblo tiene más asumido, internizado, que el político ha de ser honesto. Aquí, casi no hemos tenido más que dictaduras o dictablandas caciquiles y corruptas.

-Si seguimos por esta vía, ¿la política se convertirá en gestión empresarial?
-En efecto, el gran dinero tiende a comerse la política, mas hay valores sociales de resistencia. El gran problema en España es la desorientación, perplejidad, desmoralización de muchas personas de izquierda, aparte de una Ley Electoral que parece hecha por Cánovas y Sagasta. Pero hay “hueco” para una izquierda actualizada y defensora de lo de siempre: la justicia, el reparto justo de la riqueza y el bienestar. Que le explique al ciudadano lo que le oculta la TV basura, el fútbol urbi et orbi, el superindividualismo meramente utilitarista. Dos grandes fieras defienden el expolio que realiza el gran capital del gran egoísmo: la alienación y la pérdida de ideología.

-¿Puede competir el sueldo de un partido con el de una empresa privada?
-Desde luego, el sueldo “oficial” de un político no puede competir con el que paga una gran empresa a alguien que tiene grandes influencias y conoce secretos e información privilegiada. Otra cosa es que desde el poder político uno se pueda “forrar” a lo Zaplana o Fabra. O sea, no está mal alternar. Aunque el regreso a la política desde la empresa no es fácil. Sólo alguno como Rato podría hacerlo, si su partido se hunde. Pero está antes Gallardón, con más equipo a punto, entrenado. §

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar