.

Quién está en línea

Tenemos 57 lectores conectados
Internacional Actualidad El escudo antimisiles y la nueva "guerra fría"

El escudo antimisiles y la nueva "guerra fría"

Escrito por Carolina Fernández 29 Mayo 2008
( 3 Votos )
Imprimir
El escudo antimisiles y la nueva "guerra fría" 4.0 out of 5 based on 3 votes.

Bush, en sus últimos coletazos como presidente de los Estados Unidos y viviendo horas bajas de popularidad en su propio país (en el resto del mundo nunca ha habido "horas altas"), ha querido dar un golpe de efecto para finalizar su mandato como el mayor impulsor de la Alianza Atlántica, y reparar así en lo posible su maltrecha imagen de líder venido a menos.

Internacional. Ventana internacional.

En este contexto, tuvo lugar el pasado abril la cumbre de la OTAN en la que se gestionó la entrada de tres nuevos socios: Croacia, Albania y Macedonia. La consecuencia siempre es la misma: mayor gasto militar, que al fin y al cabo es lo que importa. Las grandes empresas se frotan las manos.
Aparte de esto, y de alguna maiobra más para presionar, aislar y, en definitiva, cabrear a Rusia, Bush se presentó además con la intención de recabar apoyos oficiales a su propuesta de instalar en territorio europeo su escudo antimisiles, imprescindible para garantizar la seguridad de los países de la alianza.El presidente americano, experto en detectar amenazas globales, ha puesto sobre la mesa la necesidad de abordar el proyecto conjuntamente, a la vista del peligro que parece que constituye ahora mismo la proliferación de misiles en todo el mundo. La cuestión es ¿hace falta una inversión y una infraestructura de semejante calibre? Previamente, ha habido durante años un debate sobre si existe realmente tal amenaza, porque no estaba claro, pero a la vista de los acontecimientos parece que la discusión se da definitivamente por zanjada: la alianza da el visto bueno a la instalación en territorio europeo del famoso escudo, en base al acuerdo alcanzado con Polonia y la República Checa para que lo alberguen. ¿Y qué supondrá eso? Algunos analistas han subrayado que no se trata solamente de una maniobra de defensa, sino algo que puede también ser interpretado como una amenaza por parte de algunos países. Como consecuencia, se prevé que habrá una respuesta clara en los próximos tiempos, que veremos traducida en la proliferación de nuevas armas, así como la ampliación y modernización de arsenales en muchos países. Algunos gobiernos, China por ejemplo, se plantean crear un sistema defensivo similar. Todos quieren prepararse para los nuevos tiempos. La hostilidad no sólo se traduce amenazando, sino mostrando cuánto esfuerzo se va a poner en repeler posibles amenazas.
De modo que se inicia un nuevo juego con nuevas normas. Si antes se trataba de acumular potencial ofensivo para impresionar al contrario, ahora se trata de ampliar capacidad defensiva. Pero todo va a lo mismo: mantener despierta la hostilidad. Ya se ha nombrado que el clima empezará a parecerse al de la anterior Guerra Fría. Sea como sea, la consecuencia siempre es la misma: mayor gasto militar, que al fin y al cabo es lo que importa. Las grandes empresas se frotan las manos, amparadas en el empujoncito político que la decisión de la OTAN ha dado implícitamente al negocio internacional de venta de armas. Corren buenos tiempos para el mercado.En concreto, en el caso del escudo europeo, ya hay empresas afilando los dientes. Gigantes como Boeing, Raytheon y Lockheed Martin, ya están haciendo gestiones para distribuir los contratos y repartirse el presupuesto inicial de 2565 millones de dólares. Polonia y la República Checa ya han obtenido importantes contrapartidas económicas, que ayudarán a acallar a una opinión pública mayoritariamente reacia a instalar el escudo en su territorio.
Quizá con esta nueva maniobra se trate también de justificar la existencia de la OTAN, sesenta años después, o al menos dotarla de sentido, o al menos darle una suerte de orientación nueva que refresque los objetivos. Los cumpleaños valen para estas cosas. Todo depende de que haya o no enemigos contra los que defenderse. Si los hay, bien. Y si no los hay, pues también. Se moldea uno a gusto del mercado y tan contentos. ¿Quién gana en todo esto? Pues los mismos de siempre, a costa del sufrimiento de la mayoría. ¿No les suena conocida ya esta historia?

 

Escribir un comentario

Los comentarios por parte de visitantes y usuarios registrados quedarán pendientes de aprobación, y será sometido a un importante filtrado.
No se permiten comentarios subidos de tono.
No se permiten comentarios que hagan alusión a contenido adulto.
No se permiten comentarios que insulten o agredan verbalmente a cualquier otro usuario, persona o empresa, escritos de forma incorrecta, en mayúsculas, sin tildes o al estilo SMS.
Los comentarios deberán hacerse en el lugar apropiado y tratando el tema adecuado.
Todos los comentarios que no cumplan estos requisitos serán directamente eliminados.


Código de seguridad
Refrescar